viernes, 16 de noviembre de 2007

¿Cual es la Mejor Organizacion para Ciencias Politicas ?

El Camino a Idilia
(I parte)

Siendo el COECIP una organización dedicada al bienestar general de la comunidad universitaria, es una obligación denunciar el por qué del fracaso de las antiguas orgánicas al interior de la carrera de Ciencia Política.
El año 2005 existía una extravagante estructura estudiantil que giraba en torno a delegados: este era el CGR (consejo general de representantes). El funcionamiento de éste se vio troncado por una serie de razones que apresuraron su descomposición: poca adhesión, baja legitimidad, etc. Pero el principal factor de su muerte fue la pérdida de movilidad, la que era otorgada por uno, o varios caudillos (el número no importa), que jugaban un cierto rol de pseudo-lideres.
Luego, el 2006, tras un precario proceso de legitimación, la orgánica estudiantil adoptó la forma de asamblea. Ese mismo año la universidad fue golpeada por la factual “toma”; en ella se puso a prueba a los estudiantes. El resultado fue el desorden, la incomprensión, y la ilegitimidad. Increíblemente, la mayor parte de los designados por curso no eran más que payasos al servicio de un proceso que se asimilaba a un circo. La pérdida de apoyo vino dada fundamentalmente por el respaldo (al menos simbólico) entregado a procesos podridos y personas desvirtuadas (ejemplos sobran: la toma, y la irrisoria reelección de delegados incompetentes).
Si bien las generalizaciones anulan el verdadero panorama de la situación, en perspectiva transversal, la conclusión es la misma: las organizaciones estudiantiles fracasan cuando se sistematizan en función de estructuras excesivamente peculiares, o también, cuando lo que prima es la laxidad, el desorden, la poca seriedad, y la lógica anarquista. Ahora, la pregunta que emerge es la siguiente: ¿qué es peor, estar regidos por una estructura presuntuosa y/o meta-reaccionaria, o sentarnos, como el más doctrinario liberal, y dejar hacer y pasar?
El COECIP, bajo este cuestionamiento, pretende entregar respuestas: cual es la mejor forma de organización. El cómo y el por qué de esto en el próximo boletín.

Omar Sagredo Mazuela
Edición